En La Bicicleta Verde descubrimos que las experiencias y temáticas que compartimos con visitantes extranjeros debían ser compartidas por niños y jóvenes chilenos. Para cumplir ese objetivo comenzamos a trabajar con la idea de que la ciudad es una gran sala de clases.

Queremos ofrecer herramientas de educación innovadoras, mostrando que el entorno urbano es historia viva, entretenida, fomentando las actividades saludables en los jóvenes y el aprendizaje de un segundo idioma.

Ofrecemos experiencias educacionales bilingües (inglés-español) que le demostrarán a tu comunidad escolar que el conocimiento también está más allá del aula.